A prueba de bebé: cómo saber qué hará su hijo y preparar la casa

¡Ya viene el bebé! O quizás ya llegó... como sea, antes de que empiece a gatear, pararse y caminar, usted tiene que preparar todo para que su bebé pueda explorar el mundo sin problema. Siga leyendo para ver unos consejos para evaluar los peligros en cada cuarto y saber cómo arreglarlos.

Para comenzar

  • Recuerde: nunca deje a su bebé desatendido. Una buena regla a seguir es que si al estirar los brazos no puede alcanzar al bebé, entonces ¡está demasiado lejos!
  • Póngase de rodillas y gatee por toda la casa para ver las cosas desde la perspectiva de su bebé. A veces olvidamos lo que no vemos. Trate de imaginarse qué podría jalar y echarse encima el bebé, qué podría meterse a la boca o con qué se podría pegar en la cabeza, machucarse los dedos, tropezarse o caerse. Retire o bloquee todas estas cosas.

En la cocina

  • Instale una barrera de seguridad en la estufa. Use los quemadores de atrás. Voltee los mangos de las ollas hacia atrás.
  • Use seguros a prueba de bebé en el horno, los cajones de los cubiertos y los gabinetes.
  • Quite los electrodomésticos (planchas, tostadoras, cafeteras), los limpiadores y detergentes de los estantes más bajos y guárdelos fuera del alcance de los niños cuando no los esté usando.
  • Use botes de basura con tapas a prueba de bebé.
  • Use mantelitos individuales en vez de un mantel grande. Los bebés pueden jalar cualquier tela que esté colgando y hacer caer lo que tenga encima.
  • Use platos livianos de plástico y cubiertos con filos redondeados para la comida del bebé.

En el baño

  • Coloque tapetes en el piso para evitar que se resbalen.
  • Instale seguros en la tapa de los sanitarios y vacíe la tina después de usarla.
  • Guarde las pastillas y los medicamentos fuera del alcance del bebé. Use tapas a prueba de niños.
  • Guarde bajo llave los productos químicos de limpieza, jabones y champús, tijeras y rastrillos cuando no los está usando.

En la sala

  • Use trabas en las puertas para proteger los dedos de las puertas y bisagras.
  • Recoja todo lo que esté en los pisos de la casa con lo que podría atragantarse el niño: clavos, botones, monedas.
  • Sujete muebles o televisores que podrían caerse si el bebé los jalara.
  • Amarre todas las cuerdas de las persianas o las decoraciones.
  • Guarde o esconda todos los adornos frágiles.
  • Esconda o fije con cinta adhesiva los cables eléctricos. Cubra los enchufes con muebles grandes o tapas plásticas para que los bebés no las toquen.
  • Cubra las esquinas y los bordes filosos con protectores de esponja o plástico.
  • Bloquee las chimeneas y guarde los cerillos y las velas en un lugar seguro.
  • Mantenga a los bebés alejados de las ventanas abiertas y cierre las ventanas con seguro cuando no las tenga abiertas.
  • Quite del alcance del bebé las plantas, las bebidas alcohólicas y las trampas de insectos o ratones.
  • Coloque rejas de seguridad en la parte superior de las escaleras o para bloquear zonas donde no quiere que entre el bebé.

En el carro y el garaje

En las recámaras

Piscinas, mascotas y bolsas

  • Instale puertas mosquiteras y alarmas de seguridad para que sepa cuando alguien sale a la piscina.
  • Mantenga la comida, el agua y los juguetes de las mascotas fuera del alcance del bebé.
  • Nunca deje a su hijo solo con su mascota.
  • Guarde las bolsas y los maletines tan pronto llegue a la casa. Nunca los deje por ahí en el suelo.

Para mayor información