Apoyo a los niños con problemas de salud mental

Contribución del Centro para la Protección de Menores

Los niños con problemas de salud mental tienen muchas dificultades, y sus padres a menudo batallan para apoyar y ayudar a sus hijos. Pero, con paciencia, aceptación y conocimiento, los padres pueden ser grandes aliados y defensores brindando el apoyo que sus hijos necesitan para enfrentar y superar sus problemas de salud mental.

Una madre abraza a su hijo que tiene problemas
  • La educación es la clave.  Edúquese sobre los problemas de salud mental que tiene su hijo. Entre más sepa sobre lo que experimenta su hijo, mejor preparado estará para apoyarlo y responder de una manera amable y comprensiva.
  • Sea constante. La constancia y la previsibilidad son importantes para todos los niños; sin embargo, son especialmente importantes para los niños que quizás sufrieron trauma o que tienen problemas de salud mental. La constancia le da a su hijo un sentido de seguridad y saber qué esperar.
  • Practique la flexibilidad. La flexibilidad es importante. Es importante que su hijo tenga límites y reglas uniformes, pero usted tal vez tenga que ser más flexible en su trato si el niño está teniendo problemas de salud mental. No hay una sola técnica apropiada para todos los casos. Es posible que tenga que buscar lo que funcione mejor para su hijo.
  • Sea cariñoso. Los niños necesitan sentir que usted se preocupa por ellos aun cuando estén comportándose de manera problemática. Una de las cosas más importantes que puede hacer por su hijo es tratar de entender lo que está sintiendo. Esto le ayudará a ser más comprensivo con su hijo y podrá cultivar mejor una relación cariñosa y afectiva entre los dos.
  • Acepte los sentimientos de su hijo. Acepte los sentimientos de su hijo y ayúdele a entender por qué se siente así. Los niños no procesan la información igual que los adultos. Aunque su comportamiento y sentimientos pueden ser confusos para usted, es importante que responda de una manera positiva, en lugar de tratar de "arreglar" o corregirlos. Puede decirle que lo escucha, que le da tristeza verlo así y que solo quiere ayudarle a sentirse mejor.
  • Hable a favor de su hijo. Tendrá que defender las necesidades de su hijo. Es posible que su hijo necesite una variedad de valoraciones, como las valoraciones escolares y de salud mental. Será importante que se asegure de que se están satisfaciendo sus necesidades. Quizás signifique que tenga que investigar recursos y hacer llamadas para obtener más información. Si necesita ayuda para abogar por su hijo, podría haber alguna agencia de salud mental en su región que pueda ayudarle con servicios de administración de casos.
  • Conozca el efecto que tiene el trauma en el desarrollo.  Asegúrese de que cualquier valoración que le hagan a su hijo tenga en cuenta el desarrollo. Esto es importante para que le brinde a su hijo el apoyo que necesita de una manera apropiada para su edad.  Debido a sus experiencias, la edad cronológica de su hijo tal vez no coincida con su edad emocional y del desarrollo. Será importante que usted sepa a qué nivel del desarrollo funciona su hijo para poder responder de la manera más apropiada y que le brinde apoyo.
  • Consiga apoyo para sí mismo. Si necesita ayuda, consígala. No podrá brindarle a su hijo el apoyo que necesita si usted no se cuida. Una de las cosas más beneficiosas que puede hacer para su hijo es estar presente y en sintonía con sus necesidades. Esto solo se puede lograr si atiende su propio estrés y recibe apoyo para usted.

Esta no es una lista completa, pero si pone en práctica estos consejos útiles, su hijo se sentirá más apoyado por usted. Tener una relación positiva con su hijo es clave para ayudarle en cualquier problema que enfrente en la vida.

Los problemas de salud mental pueden ser experiencias confusas y frustrantes para los padres, así que asegúrese de conseguir ayuda adicional si necesita respaldo para apoyar y entender qué necesita su hijo.

Para mayor información

Vea estos consejos en nuestra Biblioteca de recursos para los padres:

Centro para la Protección de Menores

Sobre el experto: El Centro para la Protección de Menores es un centro de defensa infantil acreditado a nivel nacional y la única organización sin fines de lucro del condado de Travis, Texas, involucrada en la investigación de delitos contra los niños. Durante más de 25 años, el centro ha sido el primer recurso para los niños del condado de Travis que se sospecha son víctimas de abuso sexual, maltrato físico o descuido y para los niños que han sido testigos de un delito violento. El Centro es un lugar que respeta a los niños y está especialmente equipado para grabar las entrevistas forenses con los niños; hacer exámenes médicos, consejería e intervención durante la investigación y enjuiciamiento de casos de abuso infantil.

El objetivo del Centro es poner fin al ciclo del abuso infantil mediante el apoyo a las víctimas actuales de abuso o maltrato brindándoles ayuda para que rompan el ciclo de abuso y maltrato en su vida, a través de la intervención oportuna, estratégica, eficaz y basada en las pruebas con el Programa de Crianza Protectora. Además, el Departamento de Servicios Educativos capacita a los profesionales y otros miembros de la comunidad sobre cómo prevenir, reconocer y reaccionar de manera responsable ante el abuso o maltrato infantil si tienen sospechas de que está ocurriendo.

Todos los servicios del Centro para la Protección de Menores se prestan a los niños, sus cuidadores protectores y miembros de la comunidad sin cargo alguno y se ofrecen en inglés y español.