Juntos y felices: Las mascotas y sus hijosJuntos y felices: Las mascotas y sus hijos

La mayoría de las mascotas son muy buenas para los niños, y a muchos niños les encantan los animales. Pero, asegúrese de seguir estos consejos especiales de seguridad y salud cuando los niños jueguen con las mascotas.

¿Tener mascota o no tener mascota?

Mom carrying her baby down the stairs while their dog watches
  • Los animales son muchísimo trabajo, ¡igual que tener un hijo! Pregúntese: ¿Tiene un jardín lo suficientemente grande? ¿Tiene tiempo para entrenar a su mascota? ¿Puede pagar las cuentas del veterinario y otras necesidades? Antes de tener una, asegúrese de que su casa y estilo de vida puedan acomodar a una mascota.
  • Tome su tiempo. Investigue un poco y escoja una mascota que le convenga a su familia. Un perro con un temperamento tranquilo podría ser mejor para niños pequeños, pero un hámster es mejor para los niños mayores porque pueden ser más responsables. Antes de escoger a una mascota, sepa si sus hijos tienen alergias o asma.

En la casa

  • Mantenga ordenadas las áreas donde el animal duerme, come o vive. Asegúrese de que el animal haga sus necesidades afuera, y haga la limpieza enseguida.
  • Lleve a la mascota al veterinario con regularidad y esté al día con todas las vacunas.
  • Mantenga fuera del alcance de los niños pequeños los juguetes, las correas y los tazones de comida y agua. No permita que los bebés y niños pequeños se pongan nada en la boca o alrededor del cuello que el animal use.
  • Siempre lávese las manos después de tocar las mascotas y antes de comer y enséñeles a sus hijos a hacer lo mismo.

Supervisión de los niños

  • Nunca deje a los bebés y niños pequeños solos con ningún animal, ni siquiera la mascota de la familia. Siempre siéntese o esté lo suficientemente cerca para proteger a su hijo y al animal.
  • Los bebés y niños pequeños están explorando el mundo. No saben que tirar de la cola y meter los dedos en los ojos o la boca es doloroso para los animales. Enséñeles desde pequeños a tratar con cariño a las mascotas y a no golpearlos ni patearlos nunca.
  • Si su hijo tiene miedo a un animal, sea amable y comprensivo. Deje que guarde tanta distancia del animal como quiera.

Agresión

  • Los perros y los gatos a veces son territoriales en cuanto a los alimentos y las personas. No deje que los niños se acercan a los animales cuando están comiendo. Hable con su veterinario inmediatamente si su mascota muestra señales de agresión hacia los niños.
  • Los arañazos y las mordeduras de los animales deben lavarse inmediatamente con jabón y un doctor debe examinarlos.

Vecinos y amigos

  • Enseñe a sus hijos cómo deben tratar a los animales que no conocen: no deben correr, no deben tocarlos sin permiso, etc.
  • Cuando niños vienen a su casa, pregúnteles a ellos o a sus papás si les gustan los animales antes de dejar que su mascota se acerque a ellos. A la gente a menudo le da pena admitir su temor o incomodidad cuando el perro enorme de un amigo les brinca encima.
  • Si hay perros agresivos en su vecindario, enseñe a sus hijos a mantenerse alejados. Hable con el dueño si puede, y si es necesario, informe a la policía o a control de animales.

Para mayor información

Las páginas interactivas de KidsHealth enseñan a los niños sobre la seguridad alrededor de sus queridos animales. Está disponible en Inglés y Español. [ver ahora]