Cómo asegurar que tenga un embarazo y un recién nacido sanos

Contribución del Centro de Protección para Niños

El embarazo y la infancia son etapas increíblemente importantes para el desarrollo y crecimiento de su bebé. Aprender sobre la primera etapa de vida de su bebé le ayudará a sentirse más conectada con él, y esa es la base de una relación intensa y positiva.

  • Aprenda sobre el desarrollo.  Para los papás es bueno saber que el embarazo (también llamado periodo prenatal) y la infancia (también llamada periodo neonatal o del recién nacido) son etapas de gran desarrollo y crecimiento del cerebro del bebé. Al nacer, los bebés ya tienen la mayoría de las neuronas que tendrán durante el resto de su vida. El crecimiento del cerebro durante esta etapa es rápido y explosivo. Esto significa que es importante saber lo que usted puede hacer para promover el crecimiento y desarrollo sanos. Las experiencias de su bebé le ayudarán a crecer y ser feliz y sano.
  • Maneje el estrés en su vida durante el embarazo y la crianza de sus hijos. El bebé antes y después de nacer siente y experimenta lo mismo que usted. Si está demasiado estresada, ansiosa o se encuentra en una situación inquietante e insegura, esto afectará a su bebé. Si usted se encuentra en una situación que le está afectando considerablemente, su bebé no solo sentirá lo mismo que usted, sino que su desarrollo también puede verse afectado. Asegúrese de recibir el apoyo y la ayuda que necesita para hacer frente a situaciones peligrosas o estresantes.
  • La nutrición y el cuidado prenatales son importantes. Su nutrición y salud son importantes para el desarrollo del bebé. Aunque puede ser abrumador pensar que todo lo que hace afecta a su bebé, también es útil saber que una dieta saludable es importante para que el desarrollo del bebé sea positivo. Que usted se sienta satisfecha y bien alimentada ayudará al bebé a dedicar sus esfuerzos al crecimiento y desarrollo.    
  • Es importante ser uniforme y previsible. Los bebés necesitan que la persona que los cuida sea constante, atenta y tranquila. Esto significa que el bebé necesita saber que usted está ahí para satisfacer sus necesidades de manera tranquila y previsible. Esto ayuda a su bebé a sentirse seguro. El bebé comenzará a desarrollar un conjunto de asociaciones positivas y estables, lo cual es importante para un desarrollo sano. Por supuesto, como papá o mamá de un recién nacido no siempre se sentirá tranquilo y atento, pero no sea duro consigo mismo. Lo importante es que usted está haciendo todo lo que pueda para atender a su bebé.
  • Sea cariñoso, cargue al bebé. No importa lo que haya escuchado, no se puede consentir demasiado a un bebé. Los bebés necesitan que los carguen, los mezan, les hablen y los miren. Todos estos comportamientos de apego le ayudarán a tener una fuerte conexión con su hijo. Estos comportamientos también promueven un desarrollo sano por medio de experiencias necesarias para que el bebé siga creciendo y desarrollándose.
  • Ejercicio para el bebé. Sí, es en serio. Busque actividades físicas y juegos que sean apropiados para la edad del bebé. Ponerlo boca abajo y hacer otras actividades que promuevan el desarrollo del bebé son importantes. Estas también ofrecen grandes oportunidades para que usted siga compartiendo experiencias positivas con su bebé.  
  • Establezca un sistema de apoyo positivo. ¿Alguna vez ha escuchado el dicho: "Se necesita una comunidad para criar a un niño"? Esto también es cierto para usted y su bebé. Aunque usted es la cuidadora principal y con quien el bebé está más apegado, entre más ayuda tenga de familiares y amigos positivos y cariñosos, mejor le irá. Sentirse parte de una comunidad y tener apoyo son importantes para usted y el bebé. No tenga miedo de pedir apoyo a sus amigos y familiares porque a fin de cuentas esto será lo mejor para usted y su bebé. Es solo en la sociedad moderna que se espera que los padres, ya sean los dos o uno solo, cuiden a los bebés exclusivamente.

Para mayor información

Centro de Protección para Niños

Acerca del experto: El Centro de Protección para Niños es un centro de defensa infantil acreditado a nivel nacional y la única organización sin fines de lucro del condado de Travis, Texas que investiga delitos contra los niños. Durante más de 25 años, el centro ha sido el primer recurso para los niños del condado de Travis que se sospecha son víctimas de abuso sexual, maltrato físico o descuido y para los niños que han sido testigos de un delito violento. El Centro es un lugar que respeta a los niños y está especialmente equipado para grabar las entrevistas forenses con los niños; hacer exámenes médicos, consejería e intervención durante la investigación y enjuiciamiento de casos de abuso infantil.

El objetivo del Centro es poner fin al ciclo del abuso infantil mediante el apoyo a las víctimas actuales de abuso o maltrato, brindándoles ayuda para que rompan el ciclo de abuso y maltrato en su vida, a través de la intervención oportuna, estratégica, eficaz y basada en las pruebas con el Programa de Crianza Protectora. Además, el Departamento de Servicios Educativos capacita a los profesionales y otros miembros de la comunidad sobre cómo prevenir, reconocer y reaccionar de manera responsable ante el abuso o maltrato infantil si tienen sospechas de que está ocurriendo.

Todos los servicios del Centro de Protección para Niños se prestan a los niños, sus cuidadores protectores y miembros de la comunidad sin costo alguno y se ofrecen en inglés y español.