Cómo establecer un horario para niños pequeños

Algunos padres quieren planear cada detalle de cada día, mientras que otros prefieren tener una idea general de sus planes. De cualquier manera, los niños necesitan una rutina diaria para mantenerse sanos y felices, y para evitar meterse en problemas. ¡Y usted necesita una rutina para no volverse loco! Aquí tiene unos consejos para crear una que funcione para su familia.

Cómo establecer reglas y actividades

  • Dedique unos 30 minutos al principio de cada semana, y además todos los días antes de que los niños se despierten, para sentarse y decidir lo que se tiene que hacer, y cuándo lo hará. Haga planes para comidas familiares, proyectos caseros, tiempo personal y citas médicas.
  • Asegúrese de que su cónyuge o pareja sepa cuáles son sus quehaceres diarios. Dele ayuda adicional cuando se la pida.
  • Encuentre a amigos que tienen o han tenido hijos pequeños y pregúnteles cómo estructuran sus días.
  • Los niños pequeños aprenden una regla a la vez. Enseñar demasiadas reglas a la vez sobre lo que NO se puede hacer hace más difícil que ellos las aprendan y que usted las haga cumplir. Mientras vayan aprendiendo, puede agregar otras reglas.

Coordinación del tiempo

  • Levántese temprano todas las mañana. Sus hijos seguirán el horario establecido al empezar el día de manera uniforme, y usted tendrá el tiempo suficiente para hacer los quehaceres. ¡Asegúrese de ir a dormir temprano para poder levantarse temprano!
  • Tome en cuenta las horas problemáticas. ¿A qué hora suelen estar cansados o tener sueño o hambre los niños? Las actividades planeadas para esas horas deben ayudarle a controlar estos problemas, en vez de empeorarlos.
  • En algunos lugares, como la sala de espera del doctor o la cola del supermercado, a menudo no hay nada que hacer sino esperar. Tenga listas pequeñas actividades, como el correo para leer, o crayolas y papel para sus hijos.

Siga el programa

  • Escriba cuánto pueda del horario en un calendario o papel. Póngalo en el refrigerador, al lado de la tele, en el baño o en el closet. Lleve consigo una copia para acordarse del horario.
  • Si tiene una emergencia y necesita ayuda, como tener que recoger a alguien o no poder salir del trabajo, pídale a un amigo que cuide a sus hijos. ¡Asegúrese de devolverle el favor!
  • Cumpla con todas las reglas y consecuencias.

Para mayor información