Cómo proteger a los niños del abuso sexual

Contribución del Centro de Protección para Niños

El abuso sexual es quizás lo que más temen los padres que les suceda a sus hijos, pero hay muchas maneras en que podemos protegerlos. Se empieza con tomar consciencia, y termina con ser valiente.

¿Qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos del abuso sexual?

¿Sabía usted que…? Uno de cada diez niños sufrirá abuso sexual antes de que cumpla 18 años.
  • Hable con su hijo. La comunicación es clave. Conozca a los amigos de su hijo y a los padres de sus amigos. Conozca a sus maestros. Mantenga una línea abierta de comunicación con sus hijos para que sepan que pueden hablar con usted sobre lo que esté ocurriendo en su vida. Hable con su hijo acerca de lo que pasa en su mundo, tanto físico como virtual, y para cada uno, hágale 3 preguntas específicas:
    • ¿Adónde vas?
    • ¿Con quién estás pasando el tiempo?
    • ¿Cuánto tiempo vas a estar haciendo eso?
  • Haga preguntas específicas. ¿Alguna vez te ha tocado alguien de manera que te hizo sentir incómodo? ¿Alguna vez te ha pedido alguien que guardaras un secreto y que no me dijeras? ¿Alguna vez te ha invitado alguien a entrar en su casa?
  • Escuche a su hijo. Confíe en sus instintos así como en los instintos de su hijo. Si su hijo le dice que se siente incómodo con una persona específica o en un lugar determinado, créale y haga preguntas. Si su hijo le dice que alguien lo ha abusado, créale y tome acción presentando una denuncia. Asegúrese de que los niños entiendan que no importa lo que haya pasado, pueden decírselo sin temor a ser culpados o castigados.
  • Eduque a su hijo. Enseñe a su hijo desde niño acerca de su cuerpo y, cuando tenga la edad apropiada, sobre el sexo. Dígale qué partes del cuerpo son privadas y nadie las debe tocar. Explique que la boca también es una parte privada. Use ejemplos de situaciones y personas en su vida. Explíquele que estos límites sobre lo que se puede tocar son para cualquier persona, incluso los padres, familiares, jóvenes mayores, niñeras y amigos. Enseñe a los niños los nombres correctos de las partes del cuerpo. Dígales que tienen su permiso y el derecho de decir "NO" si se sienten incómodos o no quieren que alguien los toque. Para demostrar los límites apropiados, nunca los obligue a mostrar cariño si dicen no.
  • Minimice la oportunidad. Elimine o evite situaciones en que su hijo esté aislado o a solas con otras personas para reducir el riesgo del abuso sexual. Más del 80% de los incidentes de abuso sexual infantil ocurren cuando hay una situación en que el niño está aislado o a solas con alguien.

¿Hay algunas señales que los padres podrían detectar?

Fíjese si su hijo tiene lesiones físicas o problemas en el área de:

  • la boca
  • los genitales
  • el ano

Las señales físicas no son comunes pero si usted nota algo diferente, lleve a su hijo inmediatamente a que lo examine un profesional médico.

Los cambios en las emociones y el comportamiento son señales más comunes del abuso.

Si su hijo se comporta de una forma muy diferente y le parece a usted que algo está mal, intente hablar con él para saber lo que está sucediendo en su vida. El comportamiento sexual y el lenguaje inapropiados para su edad también pueden ser una señal de advertencia.

¿Hay una manera de saber si alguien abusará a un niño?

A menudo los niños son víctimas de personas conocidas y no siempre son adultos:

  • 30% son miembros de la familia
  • 60% son personas de confianza que la familia conoce
  • 40% son niños mayores, más fuertes

Las personas que abusan sexualmente a niños buscan lugares donde tienen acceso fácil a los niños, como:

  • Ligas deportivas
  • Centros religiosos
  • Clubes
  • Escuelas

Nunca asuma que alguien no es el "tipo" de persona que abusará de un niño y, en cambio, concéntrese en eliminar las interacciones aisladas o a solas. Esté atento a "comportamientos de preparación", es decir, cuando posibles autores tantean el terreno y poco a poco se acercan al niño.

¿Qué deben hacer los padres si sospechan o saben que se ha abusado de un niño?

  • Llame a la Línea Directa para Denunciar el Maltrato de Niños al 1-800-252-5400.
  • Llame al 911 si hay una amenaza inmediata de peligro.

No es necesario tener pruebas de abuso sexual para hacer un reporte de buena fe.

El Centro de Protección para Niños ofrece oportunidades educativas a los profesionales, padres y organizaciones de la comunidad sobre cómo identificar, reportar y prevenir el maltrato físico, el abuso sexual y el descuido de niños. Estos programas se ofrecen sin costo alguno y están disponibles en inglés y español.

Mucha de la información en este artículo viene del programa de orientación Stewards of Children presentado por Darkness to Light. Puede programar una capacitación para usted o para su escuela, empresa, iglesia u organización a través del Centro de Protección para Niños. Visite nuestro sitio web para saber más.

Para mayor información

Descargue e imprima Cómo hablar con los niños sobre el abuso sexual, una hoja informativa en nuestra Biblioteca de recursos para los padres.

Centro de Protección para Niños

Acerca del experto: El Centro de Protección para Niños es un centro de defensa infantil acreditado a nivel nacional y la única organización sin fines de lucro del condado de Travis, Texas, involucrada en la investigación de delitos contra los niños. Durante más de 25 años, el centro ha sido el primer recurso para los niños del condado de Travis que se sospecha son víctimas de abuso sexual, maltrato físico o descuido y para los niños que han sido testigos de un delito violento. El Centro es un lugar que respeta a los niños y está especialmente equipado para grabar las entrevistas forenses con los niños; hacer exámenes médicos, consejería e intervención durante la investigación y enjuiciamiento de casos de abuso infantil.

El objetivo del Centro es poner fin al ciclo del abuso infantil mediante el apoyo a las víctimas actuales de abuso o maltrato brindándoles ayuda para que rompan el ciclo de abuso y maltrato en su vida, a través de la intervención oportuna, estratégica, eficaz y basada en las pruebas con el Programa de Crianza Protectora. Además, el Departamento de Servicios Educativos capacita a los profesionales y otros miembros de la comunidad sobre cómo prevenir, reconocer y reaccionar de manera responsable ante el abuso o maltrato infantil si tienen sospechas de que está ocurriendo.

Todos los servicios del Centro de Protección para Niños se prestan a los niños, sus cuidadores protectores y miembros de la comunidad sin costo alguno y se ofrecen en inglés y español.