Enseñar a usar el baño en dos pasos

Muchos padres tienen dudas acerca de cuándo se debe empezar a enseñar a su hijo a usar el baño. No todos los niños están listos a la misma edad, por lo que es importante observar al niño para ver señales de qué está listo, por ejemplo si deja de hacer una actividad durante unos segundos o si se agarra el pañal. La mayoría de los niños comienza a mostrar estas señales entre los 18 y 24 meses, pero algunos pueden estar listos antes o después.

Primer paso: No hay dos niños iguales. Asegúrese de que su hijo esté listo.

Algunos niños están listos para aprender a usar el baño a los 18 meses, otros están listos a los 3 años. Su hijo quizás esté listo para aprender a usar el baño cuando:

  • Comienza a mostrar interés en la taza del baño o en la ropa interior que usan niños más grandes.
  • Reconoce cuando tiene que ir.
  • Desarrolla habilidades físicas como caminar, subirse los pantalones, subir y bajar de la taza del baño (con ayuda).
  • Puede seguir instrucciones sencillas.

Cuando NO se le debe enseñar a usar el baño:

  • Durante un cambio en el cuidado de niños.
  • Poco antes o después de una mudanza.
  • Durante un divorcio o separación.
  • Cuando se está en transición a una cama de "niño grande".
  • Si hace poco hubo una crisis en la familia (lesión, enfermedad, muerte).

Segundo paso: Aprender a usar el baño puede darle miedo a su pequeño... y tal vez a los padres también. Pero no tiene que ser así.

  • Enséñele al niño las palabras correctas para el baño. Explique que la popó y la pipí son deshechos que se deben eliminar, y no lo lastimarán.
  • Explique cómo usar la taza del baño y que el ruido de la bajada del agua no lo lastimará. Deje que su hijo baje la palanca después de ir para que vea lo que pasa.
  • Dígale tranquilamente que lo ha hecho bien. Pero no exagere los elogios.
  • Siempre asegúrese de que usted y el niño se lavan las manos después de usar el baño.
  • Sea paciente y amable. Los niños se ponen aún más nerviosos que los papás cuando están aprendiendo a usar el baño, y si usted hace que su hijo se sienta avergonzado, podría tener consecuencias traumatizantes para él. Acepte que a veces hay accidentes mientras y después de enseñarle a usar el baño.

Para mayor información